Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si continuas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra Política de Cookies.

Aceptar Más info

Charlas y Conferencias

Capilla de San Pedrín, una pequeña joya y una historia recuperada

6 mayo 2021

19.00h. - 20.30h.

Capilla de San Pedrín, una pequeña joya y una historia recuperada

En el valle del río Rozadas en el concejo de Villaviciosa se encuentra una capilla cariñosamente llamada "San Pedrín". A pesar de sus pequeñas dimensiones, su presencia es notoria por su equilibrada elegancia e incluso por su valor paisajístico. Es obra de Gregorio de la Roza, el arquitecto más destacado del último tercio del siglo XVII en Asturias de origen trasmerano, y autor del palacio de los condes de Toreno de Oviedo. Poseía una sólida base clasicista emanada de El Escorial, a la vez que sabía manejar las premisas barrocas. La capilla de San Pedrín, además, tiene un paralelismo con dos capillas de la catedral de Oviedo: la de los Vigiles y la de Santa Bárbara en su estructura. Asimismo, tiene aspectos semejantes al palacio de Toreno.

La capilla fue encargada en 1675 por Juan Santos de San Pedro, gobernador del Principado entre 1674 y 1678, pero la iniciativa correspondió a su hermano mayor Lorenzo Santos San Pedro, quien también había ocupado el cargo de gobernador de Asturias entre 1657 y 1661. Los Santo San Pedro eran de una familia asentada en la Vega de Saldaña, Palencia, pero a través del estudio se ha revelado su antigua raíz asturiana, de Villaviciosa en concreto. Aparte, barajaremos otros motivos para la fundación de esta capilla en Asturias.

En resumen, vamos a dirigir nuestra mirada a esta capilla, aparentemente solo rural y, a través de su análisis, descubriremos el secreto de su belleza y su historia.